Si se te rompe una maceta de barro, no se vuelve basura, sino una oportunidad de tener un jardín de hada. Deja volar tu imaginación y crea diferentes niveles. Decora con miniaturas y piedritas. Usa cactus, musgo y plantas que ayuden a que no se caiga la tierra y que puedas regar con atomisador, nunca con manguera para que que el agua en exceso no dañe tu creacion.