Pintura comestible hecha en casa

A los niños pequeños les encanta pintar con los dedos. Pintan la casa y se pintan ellos, y muchas veces no aguantan las ganas de comerse un poco de pintura. Esto es natural pues estan en la edad en que todo exploran y quieren conocer, por eso es nuestro deber como madres, el darles las mejores y más seguras herramientas. Aqui una receta para una pintura muy sencilla y comestible, obviamente en cantidades pequeñas.

Ingredientes:

1 taza de agua
1/3 taza de harina
Colorante vegetal.

Disuelve la harina en el agua, ponlo a calentar hasta que suelte el hervor, bajas a fuego lento hasta que espese un poco. Separas la mezcal en tacitas y a cada una le agregas gotas de diferentes colores.

Por l naturaleza de esta pintura, ademas de no ser toxica se quita facilmente.

tips e ideas

Crafter, diseñadora, mamá, ingeniera y hago pozole los domingos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *