image

Una botella de plástico de 3 litros puede ser u a magnífica nave espacial.

Nosotros le cortamos un poco de la zona lisa para que las figuras de acción puedan entrar y salir.

Pegamos tapas de plástico con silicon caliente y los niños la pintaron con acrílicos.

Está idea es muy sencilla y es perfecta para esos días que el clima no nos deja salir ni al patio.